image
Luis Vicente Elías Pastor, Los trabajos del vino y los paisajes singulares del viñedo, Madrid, Eumebia, 2011

Heriberto Cairo

 

Hace algún tiempo, en una intervención que realicé con motivo de la lectura de una tesis doctoral dirigida por mí, afirmé que nos encontrábamos ante un “trabajo honesto”. Creo que prácticamente nadie entendió lo que pretendía decir, y muchos calcularon que no se me había ocurrido nada más. Posteriormente incluso me enteré que la ya doctora a la que me refería había malinterpretado la alusión, entendiendo que pensaba que su trabajo no era brillante. ¿Estará reñida la brillantez con la honestidad? Siempre pensé y sigo pensando que no.

Espero que lo antedicho sirva de antídoto para lo que sigue, porque de nuevo me encuentro ante un trabajo honesto y brillante. Honesto, porque desde el principio el autor pone las cartas boca arriba y explica el alcance de lo que va a hacer y la forma en que lo hará. Brillante, porque desarrolla lo que se propone de una forma bien estructurada, con gran maestría en el manejo del lenguaje y mediante una exposición amena.

leer reseña completa