image
Tres concepciones de la Soberanía en la primera Emancipacion Latinoamericana

Enrique Dussel

Hannah Arendt, al analizar las revoluciones políticas de Estados Unidos y Francia, indica que la primera, al no mezclar el “problema social” con el espacio público-político de la revolución, logró instaurar un régimen de libertad. Mientras que la Revolución francesa, que se articuló a los intereses sociales de los sans coulottes y campesinos, fracasó. Podríamos comparar su análisis introduciendo un tercer término: la Revolución emancipadora latinoamericana (que el eurocentrismo de Arendt, por supuesto, no trata). En este último caso, la complejidad es aún mayor que en Francia. Si la Revolución francesa, llamada por el marxismo tradicional “bonapartista”, incorpora a estratos oprimidos de la sociedad burguesa (marginales y campesinos), en la América colonial hispánica el sector de clase revolucionario criollo (blancos nacido en América como los norteamericanos) debió enfrentar al enemigo estratégico principal, es decir, al sistema económico-militar, y a la población española (así como los norteamericanos debieron oponerse a ingleses), contando con la colaboración de los mestizos, indígenas o afro-latinoamericanos liberados, para conformar un frente emancipador (siendo que los blancos norteamericanos no necesitaron movilizar en su favor a los esclavos de origen africano). Esto supuso una mayor complejidad en la composición del grupo emancipador. Pero, a diferencia de Francia, la elite criolla temía fundamentalmente esos sectores populares (mestizos, indígenas y afro-latinoamericanos), a los que siempre dominarán racial, social y económicamente, y por ello se inclinarán a aliarse ahora con las potencias metropolitanas en la etapa postcolonial (con Inglaterra, Francia o Estados Unidos), no alcanzando nunca una emancipación real. Esto determinará toda la historia política de América Latina durante los siglos XIX y XX, y parte del XXI, hasta que realicemos la Segunda Emancipación en la que estamos comprometidos.

Leer artículo completo