image
Perú en la “Esposizione internazionale delle industrie e del lavoro"
Numero 14 - Número 14 / Sección documental

Presentación documental
América Latina en las Exposiciones Universales
Tercera Parte:
Perú en la “Esposizione internazionale delle industrie e del
lavoro” (Turín, 1911)

Presentación documental

América Latina en las Exposiciones Universales Tercera Parte: Perú en la “Esposizione internazionale delle industrie e del lavoro” (Turín, 1911)

Las Exposiciones Universales

Las exposiciones universales, que iniciaron su genealogía en la exhibición del Cristal Palace (Londres, 1851), se convirtieron en escaparates de las sociedades industriales y un espacio donde confrontaron intereses múltiples ya que las grandes potencias -incluyendo Estados Unidos-, dirimieron, también allí, su capacidad de influir sobre otros países y continentes. Capitales y ciudades industriales, fueron las sedes que los estados eligieron para estos eventos, convocando también a países asiáticos y de América Latina, no faltando las representaciones de territorios coloniales.

Las Exposiciones Universales fueron escaparates de la producción, la ciencia y la tecnología, la educación y la cultura. Convocaron visitantes de países distantes y permanecieron abiertas durante prolongadas temporadas. La de Londres (1851) funcionó 141 días, recibió más de seis millones de visitantes y casi 14.000 expositores. Once años más tarde, una segunda muestra realizada en esa ciudad se extendió por 171 días, convocó un número similar de personas en tanto los expositores se habían duplicado. Las Exposiciones Universales de Paris registraron cifras impactantes: cinco millones de visitantes en 1855, que duplicaron en 1867, superando los 16 millones en 1878, alcanzando a 32 en 1889 y 40 en 1900. Entre 1855 y 1900, el número de expositores pasó de 24.000 a 80.000.

En cada oportunidad se construyeron edificios y pabellones de grandes dimensiones, por el volumen de las muestras y el flujo de público. La Exposición de Viena de 1873 –en la que participaron 35 países- dispuso de una superficie de 233 hectáreas y recibió unos 7.255.000 visitantes. En general, estas muestras fueron más modestas en el espacio que ocuparon: las de Paris contaron con 76 has en 1878, 96 has en 1889 y 120 has en 1900; la Internacional de Barcelona (1888), 118 has y la Exposición Universal de Milán (1906), 100 has.

bajar PDF