image
Los movimientos sociales y el Estado en Guatemala: balances y perspectivas

Ileana Valenzuela

 

Resumen

A pesar de que la destrucción y desintegración de la autonomía, organización, solidaridad y trabajo conjunto ancestrales, precursores de una sociedad sin explotación ni destrucción, fueron uno de los objetivos del conflicto armado que por 35 años vivió Guatemala, después de más de cinco siglos de dominación, el pueblo guatemalteco sigue valientemente en pie, luchando contra el pillaje de su territorio, la explotación de su fuerza de trabajo y la destrucción de su medio cultural y natural. Después de los Acuerdos de paz , sin embargo, sus luchas y movimientos han sido encajonados en un marco reformista y una pantalla de democracia burguesa mientras que, El Estado sigue utilizando tanto la violencia como la manipulación ideológica para controlarlos, y la mayoría de los líderes sigue teniendo una gran ilusión en dicha democracia, lo que vacía a los movimientos y luchas de su potencial transformador. De manera casi invisible, sin embargo, la revolución se está llevando a cabo todos los días en el país, por medio de múltiples iniciativas y trabajos subterráneos que salen de la lógica del sistema capitalista. El desafío ahora es sacarlos del marco reformista en que se encuentran, de manera a dar un salto cualitativo, comenzar a definir estrategias de acción político-económicas y crear una correlación de fuerzas favorable a un cambio social global e integral. Esto es necesario si se quiere salir del caos en el que se encuentra el país y contrarrestar la violencia y la represión con una fuerza popular, construir estrategias solidarias con objetivos claros, sin lo cual serán nuevamente presa del Estado y de las políticas reformistas. Un movimiento social conciente, organizado y subterráneo, conformado por personas y organizaciones comprometidas, que rompan con las divisiones que lo debilitan y lo constituyan en una fuerza política lo suficientemente potente como para cambiar el sistema, es el reto: Trabajar muy duro para informarnos, estudiar y construir la nueva sociedad todos juntos (a partir del contexto capitalista en el que nos encontramos), uniéndonos con aquellos que caminan en la misma dirección. Darnos cuenta de la ficción en la que vivimos y expulsar de nuestras mentes la alienación en la que nos han mantenido desde que nacimos para trabajar unidos a nivel nacional e internacional y derribar al discurso, las ficciones, el engranaje y la inercia que nos han impuesto, mientras contribuimos a la construcción del nuevo mundo.

Palabras clave: revolución subterránea, economía solidaria, cambio social radical

Abstract

Despite the destruction and disintegration of autonomy, organization, solidarity and work together, ancestral precursors of a society without exploitation and destruction, were one of the objectives of the armed conflict that Guatemala lived for 35 years, after more than five centuries domination, the Guatemalan people is still standing bravely struggling against pillage of its territory, the exploitation of their labor and the destruction of their cultural and natural environment. After the Peace Accords, however, struggles and movements have been encased in a reformist framework and screen while the State continues to use both violence and ideological manipulation to control them, and most of the leaders have still a great illusion on that democracy, which empties the movements and the struggles of its transformative potential. Almost invisibly, however, a revolution is taking place every day in the country, through multiple underground initiatives, leaving the logic of the capitalist system. The challenge now is to remove them from the reformist framework in which they are, so to make a qualitative leap, start defining political-economic strategies of action and create a favorable correlation of forces to a global and comprehensive social change. This is necessary if we want to leave the caos, violence and repression with a popular strength, build supportive strategies with clear objectives, without which they will be prey of the State and reformist policies again. A conscientious, organized and underground social movement made up of people and organizations involved, to break with the divisions that weaken and constitute a powerful enough system to change the political force, is the challenge: Working hard to tell, study and build a new society together (from capitalist context in which we are), uniting with those who walk in the same direction. Realize the fiction in which we live and expel from our minds alienation in which they have kept us from birth to work together at national and international levels and break down the speech, the fictions, the gear and the inertia imposed on us while we contribute to the construction of the new world.

Keywords: underground revolution, solidarity economy, radical social change

ver artículo completo