image
Inmigración europea y orígenes de la industria en Uruguay: la fábrica de calzado de Antonio Marexiano

 

Presentación

Los estudios sobre el artesanado y los orígenes de la industria en Uruguay, son inseparables de los estudios sobre la inmigración, particularmente la europea. La investigación de las últimas cuatro décadas dan cuenta de este fenómeno, y las referencias bibliográficas están presentes en algunos de los artículos publicados en Encuentros Latinoamericanos en los números dedicados a esta temática. Las redes migratorias, la llegada de contingentes europeos con fuerte presencia de artesanos, obreros y hasta empresarios, la constitución de una cultura empresarial, son algunos aspectos a profundizar. Igualmente importante, avanzar en el conocimiento de otros temas afines, como la conformación de un crédito informal de signo étnico.

Los documentos seleccionados corresponden a dos notas publicadas en “L’Italia” (1886) y “El industrial uruguayo” (1905) sobre el empresario de origen italiano, Antonio Marexiano y su fábrica de calzado.

La historia de este inmigrante, responde a un itinerario biográfico que en líneas generales recorrieron quienes iniciaron talleres artesanales y empresas fabriles en Montevideo y otras ciudades de Uruguay. En primer lugar, conocer un oficio o haber incorporado conocimientos y experiencias en la actividad fabril. Antonio Maresciano –convertido localmente en Marexiano-, había nacido en Borghetto (Provincia de Génova), en 1835 y falleció en Montevideo, en 1906. Llegó a esta capital-puerto hacia fines de la Guerra Grande, con oficio de zapatero, e inició su actividad laboral como empleado en la zapatería de Calzada.

Acompañando el historial de la mayor parte de los talleristas y empresarios fabriles en Uruguay, realizó un ahorro sobre el salario que le permitió, en 1860, un trabajo independiente. Inicialmente asoció capital con otro inmigrante, en la sociedad “Marexiano & Riva”. Posteriormente, con sus hermanos José y Francisco, inició la firma “Marexiano & Cia.”.

La empresa, iniciada como un pequeño taller de calzado en 1860, sufrió sucesivas ampliaciones y cambios de domicilio, en la Ciudad Vieja. En 1886, el incremento del capital permitió a sus propietarios instalar una moderna fábrica. Construida en la zona industrial de La Aguada, la nueva firma concitó el interés de la prensa que le destinó numerosos artículos, de los cuales se reproducen dos fragmentos.

Alcides Beretta Curi

imágenes cedidas por Dahiana Caraballo y Graciana Sagaseta

Ver selección documental